banner a1

banner a5 banner a6   

logo

banner l

Jueves, 13 de Agosto de  2020
20:32

06Job César Romero Reyes, rector de la Universidad Madero, reveló que rectores y directivos de instituciones particulares tendrán una reunión este jueves con legisladores del Congreso del Estado para abrir el diálogo en torno a la modificación de algunos artículos de la Ley de Educación que les afectan.
Argumentó que si se mantiene la ley de educación tal como está aprobada desalentará la educación particular y reducirá el sector entre un 20 y 40 por ciento en los últimos cuatro años, ya que las pequeñas instituciones irán cerrando sus puertas por los adeudos en el pago de colegiaturas, situación que reducirá su oferta educativa.

A esto se añade la situación de la pandemia y reveló que habrá una reducción del 15% en el número de alumnos en las instituciones por la situación del Covid 19 y la pérdida de empleos.

Refirió que muchas escuelas pequeñas viven al día y sus ingresos se destinan como reinversión en infraestructura, capacitación, mantenimiento y pago de proveedores. Hay padres de familia que en un momento de tensión se atrasan en sus gastos y al terminar el año no pueden pagar las colegiaturas.

Hasta ahora se ha mantenido un equilibrio para que los padres de familia paguen, pero en el momento en que la nueva ley de educación establece que se les van a regresar los documentos de los alumnos y habrá sanciones muy altas a los colegios particulares que los retengan, seguramente que una buena cantidad de padres de familia no pagarán y esas escuelas no tendrán recursos suficientes para erogar sus gastos. Al no tener los recursos van a disminuir las escuelas.

Explicó que la mayor parte de las escuelas particulares grandes no son lucrativas y no son donatarias, es decir, no tienen fin de lucro y lo que obtienen de recursos por el trabajo educativo es para reinvertirlo en instalaciones, en laboratorios, equipo, capacitación para profesores y programas de expansión.

Cuando todo esto se vea afectado por la incertidumbre para que la gente pueda donar su dinero para que las instituciones sigan invirtiendo, porque mucho de lo que obtienen es por donativos de particulares y organizaciones que permanente colaboran para acrecentar la institución, pero cuando esto cese dejará de haber crecimiento y los programas que no sean competitivos cerrarán.

Las instituciones de educación privadas son el cuarto empleador en el estado, la inversión en infraestructura física, equipamiento tecnológico, investigación, deportes, cultura y capacitación, beneficia no sólo al sector educativo sino a todo Puebla y a sus habitantes.

Al gobierno le retribuyen en el impuesto sobre la nómina, al seguro social, vigilancia, seguridad, además de contribuir a la cobertura educativa que es un factor importante para el estado ya que es un punto de atracción para la inversión nacional y extranjera por la formación de profesionistas.

Puebla ocupa un lugar distinguido por el nivel de sus universidades y conviene reconocer que la educación es emblema de Puebla, por lo que el sector educativo particular y la calidad de la educación en sus resultados debe ser cuidada.

El empresario Javier Adolfo Osorio Vigil coincidió con el rector de la UMAD, Job César Romero Reyes, que las instituciones no tienen fin de lucro y que los remanentes que obtienen se reinvierten en los procesos de la propia institución como es infraestructura, en mejores sueldos y servicios.

La inversión educativa es canalizada a la formación de la persona y pensar en lucrar es ir en contra de la propia misión de la educación. Hay otras maneras donde los empresarios pueden obtener ganancias pero no con la educación.

La invitación a la autoridad es al diálogo y a la reflexión ya que aún en situaciones adversas se pueden lograr acuerdos.

Leticia Velázquez Gutiérrez presidenta de la Unión Nacional de Padres de Familia en el estado de Puebla, afirmó que el fin de esta asociación es promover el derecho de los tutores a educar a sus hijos conforme a sus valores y principios, empleando todos los medios legales para que se respete y conserve este derecho.

Los primeros educadores de los niños son los padres y madres y el espacio por excelencia del aprendizaje es el hogar y la escuela fortalece esa labor con los conocimientos pedagógicos.

En el artículo tercero de la Ley General de Educación dice que el estado fomentará la participación activa de los educandos, padres de familia, tutores, maestros y distintos actores del proceso educativo.

El pasado 15 de mayo cuando la ley fue aprobada por el congreso local y para su aprobación con la ley general no se vio la participación de las partes involucradas en el proceso educativo vulnerando su derecho y libertad y se perdió la oportunidad de enriquecer los programas y métodos que abonan a la mejora en la calidad educativa.

Los educandos tienen derecho a una educación de calidad por lo que solicitan a las autoridades y al congreso local que se retome el diálogo que es fundamental para el país.

Arturo Guerra Bedolla, presidente de la Federación de Escuelas Particulares de Puebla, en este sentido, coincidió con las autoridades en tener una ley de vanguardia que impacte positivamente a todos los actores.

banner b1 i2

banner e1 i