banner 1

logo

banner l

- Puebla, Pue. México.

08uvm01“Ante la cuarta revolución industrial, es preciso que la educación superior se adapte al mundo digital y ofrezca una formación pertinente y enfocada a las necesidades del estudiante”, advirtió Bernardo González-Aréchiga, secretario general de la Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior (FIMPES), al presidir la presentación del libro Competencias digitales en la formación universitaria: Educación basada en evidencias, del Fondo Editorial de la UVM, junto con la editorial Newton, durante la Feria Internacional del Libro.

Ante esta necesidad, González-Aréchiga explicó que el libro Competencias digitales en la formación universitaria: Educación basada en evidencias, se centra en la importancia de las competencias digitales en la educación actual y del futuro, por lo que presenta cinco dimensiones de la competencia digital: aprender durante la formación universitaria, la apropiación de la tecnología, la aplicación en campos específicos, la actualización profesional y la contribución a la sociedad.

En el contexto de la educación actual, se observa un creciente interés por la educación a distancia y los modelos híbridos; el uso del LMS (sistema de gestión del aprendizaje) ya no es exclusivo de las universidades, sino que muchas organizaciones lo utilizan como una forma de administración interna; el PLN (red de aprendizaje personal) se presenta como una herramienta clave para el aprendizaje a largo plazo y la educación a lo largo de la vida. Además se encuentra el mensaje activo y adaptativo, las redes de aprendizaje personal, la educación entre pares, los MOOCs (cursos en línea masivos y abiertos), las microcredenciales y otros diferenciadores que están transformando la educación.

Por otro lado, aunque los nativos digitales son hábiles en el uso de la tecnología, no necesariamente poseen las competencias requeridas para la educación superior, que están más asociadas con las habilidades administrativas y de diferenciación necesarias para la vida actual y profesional. Por lo tanto, las universidades deben trabajar en desarrollar estas habilidades y guiar a los estudiantes para adquirirlas.

Duarte añadió que esta obra detalla que las competencias digitales sirven para hacer un uso seguro, crítico y creativo de las tecnologías de la información y comunicación (TIC) para el trabajo, la empleabilidad, el aprendizaje, el ocio, la inclusión o la participación en la sociedad.

En tanto, Leticia Rodríguez Segura, la directora del Fondo Editorial de UVM, indicó que esta instancia tiene como propósito impulsar la investigación educativa y hacer visible el trabajo de su comunidad de investigadores. La universidad ha trabajado en conjunto con las principales editoriales, se ha aliado con instituciones como el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (CINVESTAV) para adeherirse a procesos de calidad en los trabajos de investigación.

La directora del Fondo Editorial de UVM señaló que en el mes de marzo se publicará un libro sobre los aspectos emocionales al utilizar las herramientas tecnológicas, y otro de los proyectos es el uso de la tecnología para la enseñanza de la investigación.

Al reflexionar sobre la inteligencia artificial y los Chatbots que están siendo utilizados para acelerar procesos de revisión, Leticia Rodríguez destacó que la reflexión humana y el proceso cognitivo profundo son habilidades únicas de los seres humanos, por lo que es fundamental impulsar la investigación dentro de las instituciones educativas y, por lo tanto, entender que las competencias digitales en los ámbitos universitarios son de suma importancia.

banner e1 i