banner 1

logo

banner l

- Puebla, Pue. México.

09umad01La Universidad de Franche Comté en Besancon, Francia, es la institución que recibió a Ana Sofía Gutiérrez Gómez, estudiante de Lenguas Extranjeras de la UMAD, para concretar uno de sus sueños, hacer un intercambio académico en el extranjero.

“Mi idioma favorito es el francés y tenía muchas ganas de conocer la cultura francesa, la universidad de Franche Comté tiene la carrera y especialidad que estoy estudiando en México, siendo así la mejor opción para mí”.

La joven de 22 años asegura que gracias a este intercambio y a las materias que está cursando, las cuales son: Francés para Extranjeros, Expresión Francesa, Traducción Francés/Español e Inglés 5, ha podido mejorar el dominio de estos idiomas.

“Mi meta es perfeccionar mi francés y espero lograrlo al final de esta experiencia. Uno de mis mayores miedos era entablar una conversación con alguien en otro idioma y esto más que nada por miedo a equivocarme y ser juzgada, estar aquí ha cambiado mi forma de pensar ante ese tipo de situaciones, para aprender hay que equivocarse y tener seguridad en uno mismo es la clave”, destacó.

Sin embargo no solo en el plano académico ha sido de beneficio este intercambio para Ana Sofía, pues en la parte personal también ha vivido una evolución significativa: “en el ámbito personal debo decir que he aprendido y crecido mucho, a ser independiente, más responsable, organizada y dedicada; aunque todo el proceso de adaptación ha sido un poco complicado, pues nunca había estado fuera de casa, lejos de mi familia, toda esta experiencia ha sido una montaña rusa de emociones pero sé que todo es parte de mi crecimiento y aprendizaje. He tenido la oportunidad de hacer amigos de todas las nacionalidades, así que no sólo estoy conociendo la cultura francesa y eso me llena de satisfacción”.

La estudiante maderista asegura que es gracias al Programa de Intercambios Académicos de la UMAD y a la motivación de sus profesores de francés en esta casa de estudios que puede cumplir uno de sus más grandes sueños, el cual tiene la certeza, que será un parteaguas en su carrera y vida personal.

“Aún no tengo definido del todo que haré en el futuro, lo único que sí sé es que cada vez quiero exigirme más para llegar más lejos, hace unos años quería trabajar en una gran empresa en Puebla, después quería trabajar y establecerme en otro estado de México, ahora quiero trabajar y vivir en el extranjero, sé que para lograr algo así debo esforzarme y dar todo de mí, estoy dispuesta a hacerlo porque sé que soy capaz de cumplir todas mis metas”.

Para finalizar, Ana Sofía recomendó a los jóvenes que están próximos a salir de la preparatoria, a que se inscriban en la Universidad Madero.

“La UMAD es una muy buena universidad con un muy buen nivel y con las herramientas adecuadas para que cada estudiante pueda alcanzar sus metas, para mí la UMAD más que una universidad es mi lugar seguro donde después de tanto tiempo pude encontrarle un propósito a mi vida. Sofi de hace tres años no se creería nada de lo que está pasando en este momento; mi vida dio un giro y es increíble el pensar en todo lo que tuvo que pasar para que hoy pueda decir ‘estoy de intercambio en Francia’. Me cuesta creer que a pesar de haber cursado la mayor parte de mis cursos de francés en línea a causa de la pandemia esté aquí, con mucho trabajo y a veces con mucha desmotivación por la tristeza e impotencia que me causaba no vivir una etapa tan bonita de mi vida de manera presencial. A pesar de eso sabía que no podía rendirme, que debía ser paciente porque, después de la tormenta llega el arcoíris y la vida realmente me dio un regalo maravilloso”, finalizó.

banner e1 i