banner a1

banner a5 banner a6   

logo

banner l

Lunes, 16 de Mayo de  2022
08:31

la salud lilia 5Hoy amanecí quejumbrosa, diciendo ¡ah cómo choca tanta lluvia! Y de repente dije aquí en la ciudad los daños son menores comparados con lo que pasa en la sierra norte de nuestro Estado y en algunas zonas montañosas donde el exceso de lluvia causa derrumbes cada año, que incluso han costado vidas. 

Por ello quiero comentarles algo relacionado con el papel que juegan algunos microorganismos en la protección de los suelos. 

Te has preguntado ¿por qué hay tantos derrumbes?, es obvio que por tanta lluvia, pero ¿por qué el suelo se desmorona tan fácilmente? Bueno sucede que nuestros bosques sufren de una tala inmoderada y ello ocasiona finalmente la erosión del suelo y la creación de zonas desérticas. Las raíces de los árboles viven en asociación con un grupo de microorganismos, los llamados hongos micorrízicos, juntos forman una micorriza, es una relación simbiótica, en la cual ambos obtienen beneficios y que cuando uno muere el otro sufre (hagan de cuenta que son novios perdidamente enamorados tipo Romeo y Julieta).

El hongo favorece la absorción hacia la planta de minerales, nutrientes y agua, mientras que la planta le proporciona al hongo de carbohidratos y vitaminas que el hongo no puede sintetizar. Además el hongo aumenta la superficie de absorción de la raíz, favorece la tolerancia de la raíz a los cambios de temperatura del suelo y a la acidez extrema, protege también a la raíz contra otros microorganismos y nematodos que sí pueden causarle daño y en suelos contaminados por metales pesados impide que estos lleguen a la parte aérea de la planta, o sea es "Romeo protegiendo a Julieta".

La micorriza forma redes enormes que incluso van de una planta a otra, es decir un mismo hongo puede colonizar a varias raíces (un Romeo coqueto) y una sola raíz puede estar colonizada por diferentes hongos (una Julieta infiel). La red forjada por la micorriza es muy tupida de tal suerte que da cohesión al suelo y cuando llueve de manera torrencial favorece la penetración del agua, como una esponja, pero además impide que el suelo se desmorone, hace las veces de esa malla metálica que el hombre coloca en los cerros erosionados para evitar que  caigan rocas y que habitualmente vemos  cuando viajamos por carretera. ¿Qué sucede en las montañas donde se han talado los árboles? La micorriza desaparece de tal suerte que con las lluvias torrenciales se producen encharcamientos (ya no hay efecto esponja) y además la malla protectora desaparece y el suelo pierde cohesión.

Como consecuencia los suelos erosionados sufren deslaves y a su vez se siguen presionando. Otra vez el hombre ocasionando cambios en el ecosistema que se revierten en su contra y los "bichos" tratando de mantener la situación bajo control. Por ello es muy importante que hagamos conciencia y pensemos que debemos cuidar a nuestros árboles, cada vez que quieras imprimir algo piénsalo dos veces (quizá conviene más guardar la información en alguna USB), cada vez que vas al baño usa racionalmente el papel higiénico (no te envuelvas la mano como un guante, unos cuantos cuadritos funcionan bien), cada vez que tomes servilletas desechables toma solamente las necesarias (aunque sean gratis) y reutiliza tus libretas del ciclo escolar anterior (de paso te acuerdas de tus antiguos amores cuando encuentras esos recaditos).

Recuerda que cada árbol que salvas hará la diferencia en este planeta.

banner b1 i2

banner e1 i